NOTICIAS

ASOCIACIÓN
PLANTAMOS
ÁRBOLES

VOL. 001  NO. 1

Nuevo Baztán, Avda. de Oporto, 127,  Urbanización Eurovillas

PRECIO: GRATIS

2021

ENTREVISTA A ILDEFONSO GARCÍA

PRESIDENT​E

Ildefonso García
Presidente de la Asociación Plantamos Árboles
“Soy el creador de mi propia felicidad”

Ildefonso García trabaja en el vivero de la Asociación Plantamos Árboles

Altruista, amante de la naturaleza y practicante del humanismo son tres palabras claves que marcan la figura de Ildefonso García (1962, Salamanca). Inició su proyecto ecológico de entregar árboles a la gente hace 30 años para mejorar el medioambiente y la convivencia sin buscar algo a cambio y, hasta la fecha, ha regalado 117,547 plantas con su asociación.
A los 59 años, todavía mantiene una actitud joven y activa, como un chico que acaba de salir de la universidad. Apenas se nota su edad sino es por el color blanco de su cabello, su mirada transmite la sinceridad que arraiga en su personalidad y sus risas llenas de alegría muestran su postura positiva hacia la vida. Se ríe por cualquier detalle gracioso que ocurre y nunca olvida el uso de palabras humorísticas en sus expresiones. Vive en su espacio lleno de vitalidad y positivismo creado por él mismo, Ildefonso García disfruta la auténtica felicidad de la vivencia.

¿Por qué motivo inició este proyecto de regalar árboles?

  • Es por la contaminación medioambiental, el aire que respiramos no es de buena calidad desde hace décadas. Sí que las autoridades tomaban acciones, pero llegó un momento me pregunté como ciudadano a título personal que podía hacer para la gente, pues regalar árboles.

He visto en el documento de la asociación que antes de comenzar a trabajar, suelen desayunar juntos como si fueran una familia, me parece que es un ambiente magnífico. ¿Desde cuándo empezaron a hacer eso y por qué?

  • Es por la humanidad. La gente que viene al vivero se desplaza una hora para llegar aquí, es un detalle humano compartir un café y un trozo de tortilla con ellos. No es algo que estoy obligado a hacer, pero lo quiero hacer. Considero que el individuo que hace cosas buenas por los demás, es más feliz y la vida le va mejor, independientemente del resultado obtenido.

“El individuo que hace cosas buenas por los demás, es más feliz y la vida le va mejor, independientemente del resultado obtenido”

La decoración y el diseño de su casa es muy especial, por ejemplo, el árbol que está en el comedor y las palabras en las paredes. ¿Por qué construyó su casa de esta forma y qué quiere transmitir a través de estos diseños?

  • Son cosas estéticamente bonitas de bienvenida que se han ido poniendo con el transcurso del tiempo. Son palabras cargadas de positivismo y de vitalidad porque quiero rodearme de un ambiente así. También es un acogimiento de nuestros amigos y familiares que vienen a la casa.

Contenedores del almacenamiento del agua en la casa del Ildefonso García

Imagino que le encanta la naturaleza, ¿detrás de este gusto hay alguna razón? ¿Y la naturaleza tiene algún significado especial para usted?

  • Nací en un pueblo donde se respetaba mucho la naturaleza. En mi familia siempre había animales, era un contexto rural donde siempre estaba en contactos con la naturaleza y lo recuerdo muy agradable. Todas las noches antes de dormir me encantaba salir y mirar las estrellas. La naturaleza me evoca mi infancia de donde yo vengo.

¿Entonces le gustan más los pueblos que las ciudades?

  • Sí, sólo voy a las ciudades puntualmente, por ejemplo, para visitar a mis hijos. Pero las aglomeraciones de cien mil personas no me van. Los seres humanos venimos de los bosques, la estructura de la ciudad es inhumana, no hay espacio vital para las personas. Los humanos estamos diseñados para estar en otro contexto más rústico, más primitivo.

“El poder de seleccionar y decidir lo que entra en tu mente y tu entorno es clave para estar contento con tu vida”

Noto que usted sonríe mucho durante la entrevista, ¿le gusta sonreír y por qué se siente tan feliz? ¿Y eso puede ser un punto especial de su personalidad?

  • Me río de cualquier cosa que me ocurre (mientras está riendo) y eso no me viene ahora, nací con una alegría inmensa dentro de mí. Me siento una persona feliz y vital con lo que tengo. También me rodean de personas positivas y tengo control de las cosas en mi entorno. No consumo tóxico, no fumo ni bebo alcohol, sobre todo me alejo de las personas tóxicas que absorben las energías.

¿Cree que su personalidad ha cambiado mucho durante estos años y en qué aspectos?

  • He ido madurando como persona, antes era feliz, pero ahora soy consciente de que soy el creador de mi propia felicidad. No sale como la lotería, no es algo depende de las circunstancias que me acontecen sino cómo manejo estas circunstancias. El poder de seleccionar y decidir lo que entra en tu mente y tu entorno es clave para estar contento con tu vida.

Siendo una persona altruista, ¿piensa que el altruismo puede implicar ser fácil aprovechado y perjudicado por otras personas?

  • Lo pueden hacer si los permito, conscientemente o inconscientemente. Los límites hay que marcarlos siempre, las personas altruistas no somos vulnerables y todo hay que hacerlo justo a su medida. Somos generosos, pero con la cabeza en nuestro lugar, no dejamos que nos aprovechen o nos manipulen.

Ahora mismo con su edad actual, ¿todavía se siente activo y que tiene energía de desarrollar la asociación que supone un trabajo muy duro?

  • Voy a cumplir 59 años, pero mi mente y mi realidad física es como si tuviera 30. La edad fisiológica no es lo que marca nuestra existencia. Me veo como una persona vital y joven, puedo llevar la asociación perfectamente, 10, 12 o 15 años sin ningún problema.

¿Cómo mantiene una actitud activa y joven así durante todo ese tiempo?

  • Uno de los factores es mi mujer María que es una persona muy alegre y que tiene un proyecto de vida precioso. También me siento muy satisfecho con lo que he conseguido como profesional y como padre. Al mismo tiempo me siento muy orgulloso con los errores que he cometido que me ayuda a mejorar como persona, porque no nacimos aprendidos, sino aprendimos viviendo.

¿Cuáles han sido las lecciones más importantes que ha aprendido durante su vivencia?

  • Han sido muchos, aceptar los momentos caóticos y no sentarme en estos caos sino seguir avanzando. No puedes esperar que alguien te salve, sino tú mismo tienes que encontrar la salida. Pero sí que los demás te pueden acompañar, el poder de acompañar y estar es muy importante y las relaciones interpersonales nos humaniza, es lo que nos hace avanzar como especie.

Entrevista realizada por XinYu, estudiante de Periodismo de la Universidad Complutense de Madrid.